NO DEJES QUE EL SILENCIO SEA UN HÁBITO

Voy a hablarte de mi, de lo que hago, de lo que pienso, de lo
que veo, de lo que siento, de lo que escucho, de lo que me
encuentro. Voy a hablarte de vivir.

El nervio. El hambre. El deseo. Y eso solo imaginando tus ojos. Lo irrefrenable. Lo incontrolable. El pellizco. Y eso solo recordando tu verbo. La simple posibilidad de ti...

Sí, es una estampa evocadora y muy excitante: hacerlo en el mar. La idea lo mola todo. Pero cuidado, que tus genitales pueden estar recordándotelo días después, y no de una forma...

¿Alguna vez te has mirado al espejo de verdad, y te has visto? No como algo rutinario para peinarte, afeitarte o maquillarte. No como algo fugaz a toda prisa a primera hora de...